Causas del estrés en la peluquería canina

Muchos dueños no quieren traer a sus mascotas a la peluquería canina porque consideran que su perro pasará un mal momento debido al estrés. No obstante, los estilistas caninos cualificados saben cómo gestionar este tipo de problemas para que la sesión no sea un trago traumático para el animal. Te voy a contar las causas del estrés en la peluquería canina.

COSAS QUE PONEN NERVIOSO AL PERRO

tu perro podría experimentar cierto miedo al acudir al peluquero canina, sobre todo si es su primera vez, debido principalmente a:

  1. Separación: la separación del dueño especialmente en la entrada produce angustia a muchos perros.
  2. Entorno amenazante: la peluquería es un entorno extraño para un perro y es frecuentemente confundida con la consulta veterinaria.
  3. Ruido: la maquinaria empleada en peluquería, especialmente los secadores producen altos niveles de contaminación acústica que resulta muy molestos para los perros.
  4. Calor: los secadores y otra maquinaria usada en peluquería canina elevan la temperatura, especialmente en verano, lo que aumenta considerablemente el estrés en perros y humanos.
  5. Falta de espacio: las dimensiones de los salones de peluquería propician la concentración y la falta de espacio propio lo que resulta muy molesto para un perro.
  6. Encierro: la espera antes y después del servicio genera a algunos perros la sensación de abandono.
  7. Carencia de formación especializada: la falta de formación especializada en peluquería, cuidado y comportamiento canino favorece el manejo o trato incorrecto.
  8. Las distracciones: algunos perros al ver a personas y o a otros animales pasar por delante de la peluquería también se ponen nerviosos, sobre todo, si son perros que no están acostumbrados a ello.

Una peluquería canina profesional es aquella en la que todas estas circunstancias están minimizadas para el bienestar de las mascotas. Así la sesión de peluquería se convierte en una experiencia relajada y simple.

Recommended Posts