Clases de peluquería canina. ¿Qué hacer con los problemas de comportamiento de los perros?

Los amigos de este blog, que ya están tomando clases de peluquería canina, ya notaron que, la labor se puede llegar a dificultar en gran medida, cuando se encuentran perros que tienen problemas de comportamiento tales como ladridos excesivos, miedo al veterinario o al esteticista canino, saltos sin razón aparente etc.

Pues una parte de lo que se debe aprender cuando se toman clases de peluquería canina, es saber cómo afrontar estos problemas y darles solución, para poder hacer el trabajo de embellecer los perritos.

Antes de ver algunos casos, debemos entender, sobre todo aquel que toma clases de peluquería canina, que la fuente principal de estos comportamientos es el aislamiento de los perros y no la falta de educación como se suele pensar en primera instancia.

Los perros no están destinados a vivir solos. El aislamiento y el no tener personas u otros perros con los cuales interactuar, durante largas jornadas, producen este tipo de comportamientos, a más de otros tales como tristeza, aburrimiento, ansiedad, tristeza, agresividad entre otros.

Veamos pues algunos de los problemas de comportamiento más comunes.

El perro ladra mucho.

Antes que nada, no debes decirle que se calle. Eso le hará pensar que, con ese comportamiento logra atención  y ese no es el objetivo que perseguimos.  Hacer un ruido fuerte y seco, lo hará callar por unos instantes. En ese momento, debes darle una galleta y una caricia, lo que le hará saber que ese es el comportamiento adecuado y que por eso es recompensado.   Cuando empiece a ladrar nuevamente, repites las mismas acciones. Pronto notaras que cada vez hay más tiempo entre un ladrido y otro.

El perro salta sin razón aparente:

No le preste atención. Esto mismo deben hacer todos los que estén alrededor. Si tomas clases de peluquería canina y esto te sucede en una práctica, debes explicar a tus compañeros que es necesario ignorar al perro totalmente.

Por lo general, los perros hacen esto por dos razones, que se dan simultáneamente. Una es la llegada de una persona nueva y otra es para llamar la atención. Así es que si deseas poder cortar el pelo del perrito en calma, debes ignorarlo y debes tratar de que una vez empieces, nadie más entre al recinto en donde estás trabajando.

El perro tiene algo en la boca y no lo suelta.

Esta es una situación muy común en las peluquerías de perros. La mascota, ve multitud de objetos, como cepillos, pinzas, secadores, de formas y colores muy atractivos que lo hacen inevitable desear tomarlos con la boca y morderlos.

Para solucionarlo, cuando esta situación se presente en el aula de clases o en tu propia peluquería, debes jugar con el perro el juego de “captura y liberación”.

Los perros, por instinto trataran de atrapar cualquier objeto que arrojes y traerlo nuevamente. Así es que la solución es muy sencilla. Solo arroja otro objeto, para que suelte el anterior. Lo haces dos o tres veces y el problema estará resuelto.

No siempre tendrás que lidiar con problemas de este tipo. Pero si estas tomando clases de peluquería canina, debes aceptar que más de una vez a la semana te tocaran estos casos.

Si deseas tener mayor información sobre estos temas o deseas tomar clases de peluquería canina en la mejor academia de España, por favor pincha aquí.

Recent Posts