Cómo manejar perros nerviosos o miedosos

En una profesión como la de estilista canino no todas las situaciones son fáciles de manejar. Los perros tienen formas de ser muy diferentes y no todos están siempre dispuestos a que les manipulemos. Por otro lado, hay mascotas miedosas que hacen que trabajar con ellas no sea nada cómodo.

CONSEJOS PARA TRABAJAR CON PERROS DIFÍCILES

Un verdadero peluquero canino debe agotar todos los recursos para conseguir entablar un vínculo con el perro. Seguro que te encontrarás con mascotas que harán tu trabajo aún más complicado. Para ello:

  1. Trata al perro como si estuviera en su casa. Acaríciale. Hazle saber que está seguro.
  2. Cuida el espacio de trabajo. De esta manera, los perros que no colaboran en las posturas se sentirán más cómodos. Asegúrate de que haya espacio para que no se sientan acorralados.
  3. Usa las golosinas para calmar al perro. Distraer la atención del perro es la mejor manera para conseguir que se calme.
  4. Cuida tus movimientos. Sus nervios o miedo no son sólo culpa del perro. Si no sabes manejarlo adecuadamente también será culpa tuya. Un perro que se porta bien no solo es colaborador, sino que está bien manejado.
  5. Si es posible, durante las primeras sesiones pide a su dueño que esté presente. Ver que los amos están cerca tranquiliza a los animales.

PERROS AGRESIVOS

Si el perro es agresivo al momento de llegar, no se deja tocar o llevar con la correa, estamos en presencia de un animal antisocial o, mejor dicho, un perro no socializado. En esos casos, será muy difícil que podamos realizar algunas de las maniobras de peluquería canina. Pero afortunadamente estos casos son muy poco habituales.

En el caso de que la ayuda de un bozal no sea suficiente y el perro se ponga aún más nervioso de lo habitual, lo mejor es consultar con el veterinario para que nos ayude a calmar su ansiedad.

Recommended Posts