Cuidados de los perros de pelo duro

Todos los perros necesitan cuidados, pero siempre teniendo en cuenta a la raza que pertenecen o al tipo de manto que presentan. En este caso, te voy a contar cómo cuidar un perro de pelo duro.

CARACTERÍSTICAS

Algunas de las razas de perros más conocidas tienen un pelaje duro, generalmente con “barba” y grandes cejas. Este tipo de pelo es una de las principales características de estos perros y debe hacerse todo lo posible para mantenerlo así.

Los perros de pelo duro, como el teckel, el fox terrier o los braco, destacan por los sencillos cuidados que requieren. Son especialmente indicados para personas que practican senderismo u otras actividades al aire libre puesto que el pelaje duro no suele acumular suciedad.

CUIDADOS BÁSICOS

Para mantener el pelaje típico de este tipo de perros es muy importante que se cepillen frecuentemente para eliminar la subcapa o lanilla. Hay cepillos especiales para este fin que te ayudarán a darle un acabado profesional.

El trimming es una técnica que se ha usado durante años para esto. Consiste en arrancar a mano o con herramientas especiales todo el pelaje suelto del perro. El trimming no es doloroso para el animal, pero sí requiere más tiempo que un corte hecho a máquina. Esta técnica debería realizarse cada 2 o 3 meses para mantener el pelo duro sano y bello.

A la hora de bañar estos perros lo mejor es escoger un buen champú que resalte el color natural de la propia raza. Es muy importante que este producto no contenga sustancias o aceites suavizantes, así como tampoco se deben usar acondicionadores para el pelo, siliconas ni productos para eliminar nudos. Por lo general, es suficiente con bañarlos cada 3 o 4 semanas, así la piel se mantiene sana y sin olor.

Recommended Posts