Estética canina. Más que un gasto, una necesidad.

En el momento en que decidimos hacernos cargo de un perrito, nos comprometemos a cuidar que tenga la alimentación adecuada, que tenga el espacio para realizar sus ejercicios y sus juegos, que no esté expuesto a contraer enfermedades infectocontagiosas y por supuesto a cuidar de su pelo y su apariencia física para lo cual es conveniente llevarlo muy pronto a un centro de estética canina.

En este último aspecto, algunos requieren más atención que otros. No es lo mismo cuidar el pelo de un Rotweiller que el de un Collie.  Son muchos los factores que se han de tener en cuenta, a fin de mantener nuestras mascotas en el mejor estado posible.

Como ya lo hemos advertido en otras entradas de este espacio, llevar a nuestro mejor amigo a la peluquería, no es una cuestión tan solo de estética canina, sino de salud e higiene.

Para que nuestra mascota goce de un pelo sano, fuerte, sedoso y gracias a todo ello hermoso, y que así mismo posea una identidad propia en su corte de pelo, que se valla definiendo con el paso de los años, es importante que lo acostumbremos a visitar la peluquería canina en forma rutinaria.

La primera visita al centro de estética canina.

Antes de visitar el centro de estética canina por primera vez, nuestro perrito ya debe haber cumplido con todo el ciclo de vacunas inicial. Una vez cumplido este ciclo, la mascota estará lista para su primer baño y su primer corte de pelo.

El primer corte tiene una importancia vital.  Los perros, de razas como el Poodle o similares, deben ir a la peluquería canina los más pronto posible.   Esto asegura que conserven rizos naturales cuando crezcan. Igualmente un Maltes adquirirá la forma típica de su pelo si es cepillado y cortado desde cachorro.

Los expertos afirman que la visita de los perritos al centro de estética canina permite a la vez, disminuir el estrés y los niveles de agresividad en perros que tienen tales conductas como características, con lo cual difícilmente desarrollarán traumas.

Un estilista canino experto, suele dar a sus “clientes” cariño y cuidados, lo que hará que la mascota sea un ser sociable, cariñoso y acto para vivir en familia.   Recordemos que tanto los perros como los gatos, son animales domésticos, y por ende forman parte de nuestras familias. Tienen sensibilidad emocional y permiten que su carácter se moldee de acuerdo con el trato que reciben.

Las visitas a la peluquería canina deben ser más frecuentes en el periodo estival.  Los perritos que tienen demasiado pelo durante esta época, son susceptibles de contraer enfermedades causadas por parásitos, hongos o exceso de humedad. Incluso es posible que desarrollen dermatitis.

Finalmente, los baños que se llevan a cabo en un centro de estética canina son hechos por profesionales que tienen experiencia y utilizan los productos adecuados con el fin de lograr la desparasitación y la higiene total del perro. Estos baños son necesarios, sobre todo en la edad temprana de la mascota.

Solo no resta recomendarles el mejor centro de estética canina que podemos encontrar en España. Para contactarlo solo debes pinchar aquí.

Recent Posts