Cómo evitar los golpes de calor en el perro

Las temperaturas comienzan a subir y tu perro puede ser más o menos propenso a pasar calor. Para ayudarle necesitas saber que lo último que tienes que hacer es rapar a tu mascota. Si lo haces lo estarás poniendo en peligro. Su manto le protege de muchas cosas, entre ellas, los rayos solares.

PROTEGE A TU PERRO DEL CALOR

Al igual que las personas, las mascotas sufren con las altas temperaturas. Por este motivo, es importante tener en cuenta una serie de recomendaciones:

  1. Organizar nuestros horarios de paseo y adaptarlos a las horas del día en que no haga tanto calor: La mayoría solemos pasear por la ciudad, en cuyo caso debemos cuidar de no hacerlo por asfalto caliente para no ocasionar quemaduras en las almohadillas del perro. Y cuidado también con la playa y la arena caliente.
  2. Ten siempre agua a mano: Nunca salgas a pasear con tu perro sin disponer de agua fresca para el animal. Una buena hidratación disminuye el riesgo de sufrir golpes de calor.
  3. Adaptar nuestra rutina al tipo de perro: A la hora de elegir mascota debemos optar por aquella que mejor se adapte a nuestro ritmo de vida. De nada sirve tener un San Bernardo si lo vas a tener encerrado en un piso y sin aire acondicionado.
  4. Tener en cuenta el color del manto: Si además, nuestro perro es blanco o de un color claro y con la piel también clara, debemos controlar los rayos directos del sol para evitar quemaduras y cáncer de piel.

Si tienes un Caniche, Yorkshire, Maltés, Shih Tzu, etc., puedes pedir en la peluquería que le hagan un corte a tijera dejando algunos centímetros de largo para evitar exponer la piel al sol, pero nunca jamás debes permitir que los rapen.

Recent Posts