Higiene canina. ¿Cada cuánto tiempo se deben bañar los perros?

¿Cuánto tiempo debe pasar entre cada baño? Si somos los responsables de la higiene canina, es importante conocer la respuesta a esta pregunta.

En algunas ocasiones, el baño es uno de los hábitos rutinarios establecidos por los propietarios de los animales, quienes deciden cuando, como y donde bañar al perro.   Aunque por otra parte, podríamos pensar que esta decisión depende también de que tan largo, abundante o grueso sea el pelo del animal, lo cierto es que para los expertos en higiene canina si existe un periodo de tiempo ideal entre cada baño.

En general quince días es una buena periodicidad para el baño de los perros. Hacerlo con mayor frecuencia puede ocasionar molestias en el animal, ya que el baño no es una experiencia totalmente grata para ellos, por más que tratemos de que así sea.  Un periodo mayor a los quince días, puede ocasionar problemas de salud a nuestra mascota.

Si por alguna razón, consideramos que el perro requiere aseo antes de los quince días, podemos cepillarlos y limpiarlos con la ayuda de un paño humedecido en una solución de agua, alcohol y vinagre blanco en partes iguales.

Receta para un buen baño.

Siempre hemos recomendado en este espacio que sean los  profesionales en estética canina los encargados de la higiene canina. Las razones para que esto sea así, son muchas y las hemos expuesto en varios artículos.  Sin embargo, a modo de información y para los usuarios que no puedan o no deseen llevar sus perros a la peluquería canina, veamos de forma muy rápida como podemos dar un buen baño a nuestros perritos.

Antes de llevar el perro a la bañera, se recomienda el cepillado a fondo del pelo del animal, lo que hará más fácil el baño, ya que se deshacen los enredos y se eliminan impurezas e incluso algunos insectos.

El agua debe estar a una temperatura media.  El sentido común nos dice que no debe ser ni fría ni tan caliente.  Por supuesto los productos que se utilizan para la higiene canina, no pueden ser los mismos que utilizamos los seres humanos.  El champú y el desparasitante que utilicemos deben ser indicados específicamente para el uso en perros.

Es preciso prestar atención especial a los oídos, los genitales y el ano del perrito. Por esta razón y por lo incomodo que puede resultar tanto para el perro como para el amo, conviene que esta labor la lleven a cabo profesionales en estética canina.

El uso del secador es válido, pero sin embargo, el secado al sol, en el jardín de la casa resultará mucho más agradable para el perro y más cómodo para el amo, por supuesto previniendo que haya un asentamiento de lodo o de tierra en el que el perro se pueda revolcar echando por tierra todo el trabajo.

Si la higiene canina es un tema de tu interés, puedes contactar a la mejor academia de peluquería canina que existe en España pinchando aquí.

 

 

Recent Posts