Higiene canina: lo que debes saber para cuidar de un perro

Tener un perro limpio no es en la actualidad sólo un lujo. Es una necesidad y también resulta  esencial para la salud de nuestro mejor amigo. Una adecuada higiene canina ofrece comodidad y evita muchos problemas de salud en tu mascota, tales como alergias, pulgas y garrapatas, entre otros.

Aunque parece una tarea sencilla, hay algunas precauciones que deben seguirse en el momento del baño de tu perro, comenzando con los preparativos. Cada perro debe tener un peine de dientes anti pulgas ancho, un cepillo  y su respectivo jabón o champú especial.  Aunque ya lo hemos mencionado en otras entradas, debemos evitar el uso de productos que se utilizan en los seres humanos, ya que estos pueden causar irritación a la piel del animal, así como perjudicar la higiene canina.  Después de todo, los seres humanos no tenemos pulgas ni garrapatas en el pelo y por ello los productos de aseo para nuestro cabello no contemplan esa posibilidad.

A la hora del baño es muy importante no  permitir que entre agua en el oído del perro, por lo que la higiene canina en esa área  debe ser manual. Evita el uso de algodón, trata de usar un paño húmedo para eliminar la cera y cualquier otra suciedad que se encuentre en las orejas procedente de los revolcones de tu perro.

Mientras se aplica el champú el perrito necesita que lo masajeen, al abrigo de la espuma. Con ello logramos extraer toda la suciedad atrapada, y hacemos que el animal se sienta cómodo y no quiera salir corriendo.

Trata de pasar un peine con el pelo enjabonado, para tratar de eliminar anomalías y para desenmarañar enredos. Luego de enjuagarlo, si no tienes intención de dejarlo secar al sol, porque temes que se ensucie de nuevo, puede usar un secador de pelo, pero no a la temperatura máxima. La higiene canina, requiere cuidados similares a los que damos a un niño pequeño.

Además del baño es importante  cortar las uñas. Las uñas  grandes tienden a generar pequeñas infecciones y algunos  accidentes en el hogar, tales como resbalones y caídas cuando estas se aferran a una alfombra o a un sofá.

Siempre recomendamos que la higiene canina, así como la estética de nuestras mascotas sea encargada a profesionales especializados en esa materia. Sin embargo, nada de malo tiene compartir un buen baño con nuestro amiguito y para ello es conveniente saber hacerlo.

Si estas interesado en estos temas o en aprender peluquería canina, no dudes en contactar a la mejor academia de España, para lo cual solo debes pinchar aquí.

Recent Posts