Los riesgos de rapar al perro

Llega el buen tiempo y en muchas zonas cálidas de nuestro país muchos dueños optan por rapar a su mascota para aliviarles de las molestias del calor. Sin embargo, pocas personas conocen los riesgos de rapar al perro como solución a las altas temperaturas de la primavera y el verano.

LA FUNCIÓN DEL MANTO DEL PERRO

Cada animal tiene su tipo de pelo específico. Más grueso, con más o menos cantidad, largo o corto, etc. Todos los mantos tienen una función específica que es la de proteger la piel del perro. Si les rapamos el pelo estamos quitándoles una de sus mayores protecciones frente a los rayos solares, heridas e infecciones. Además, el exceso de radiación que llega a la piel genera más calor que antes, repelida por el pelo, lo que aumenta el calor sufrido por nuestra mascota. Por lo tanto, no sirve para hacer más llevadero el calor del verano, al contrario.

No te preocupes de si el pelo de tu mascota le da calor. Los perros regulan el calor principalmente por la nariz y por la boca (mediante la respiración y el jadeo). También lo hacen por las glándulas sudoríparas de las almohadillas de sus patas.

SOLUCIÓN IDEAL PARA EL VERANO

Lo mejor que puedes hacer por tu perro es cortarle el pelo con la densidad y longitud suficiente para que su piel esté siempre protegida. Cuida a tu mascota durante todo el año para que cuando llegue esta época no haya problemas de nudos que hagan que la única solución posible sea su rapado.

Los profesionales de la peluquería canina son los responsables de dar a los perros arreglos prácticos para conseguir tres objetivos principales:

  1. La salud del perro.
  2. Comodidad, tanto del perro como para el dueño.
  3. La estética.
Recent Posts