Peluquería canina Labrador Retriever

El Labrador es una de las razas más populares y queridas por los amantes de los animales. Su carácter amable, alegre y fiel hace de este perro uno de los más elegidos como mascota. Su pelo es corto, muy liso y denso. Gracias a su pelaje es capaz de aguantar los cambios bruscos de temperatura y estar durante largo tiempo en el agua.

CUIDADOS DEL LABRADOR RETRIEVER

Muchas personas siguen creyendo que los perros de pelo corto no necesitan de cuidados. Gran error. El manto del Labrador Retriever necesita ser lavado y cuidado para que no pierda su color y su brillo. Si no lo haces pronto verás como pierde salud y como sus mudas se hacen insoportables.

Es necesario bañarlo cada veinte días, pero si durante ese tiempo se ensucia, no dude en bañarlo de nuevo. La suciedad es la principal fuente de infecciones y malos olores.
Utiliza para su baño un buen champú de hidratación intensa cuyo pH sea similar al pH de la piel del perro (pH 7). Tras el aclarado aplique un buen hidratante. Disuelva en agua la pasta hidratante e introduzca la mezcla en un buen pulverizador.

EL CEPILLADO

Cepilla a tu perro frecuentemente. Tenga junto al cepillo el pulverizador con su producto hidratante y acostúmbrese a pulverizar un poco siempre que lo necesite.

En un mantenimiento diario, utilice un cepillo específico para el pelo corto. Recomiendo los cepillos de goma. Los cepillos de púas y las cardas, por muy buenos que sean, no ayudan a retirar el pelo viejo y pueden arañar la piel del animal.

Nunca se debe cortar el pelo a un labrador, puesto que su pelaje le proporciona el perfecto aislamiento tanto del frío como del calor. Lo importante es que mantengas el pelo de tu Labrador Retriever limpio y nutrido para que pueda lucir en todo su esplendor.

Recent Posts