El precio de la peluquería canina

¿Por qué es más cara la peluquería canina que la humana? Muchas personas te harán esta pregunta a lo largo de tu carrera como estilista canino. Se trata de una duda o curiosidad que muchos clientes tienen por desconocimiento acerca de esta profesión.

DIFERENCIAS ENTRE LA PELUQUERÍA CANINA Y LA HUMANA

Los perros requieren de unos cuidados mucho más trabajosos que las personas principalmente porque:

  • Los perros vienen con el pelo enredado lleno de barro o suciedad acumulado de meses lo que hace que su lavado y corte sean mucho más complicados. Una persona acude a la peluquería con el pelo mucho más manejable que un perro.
  • Además, al perro se le lava y corta el cuerpo entero, no solo la cabeza como a las personas.
  • La peluquería canina incluye la limpieza de las legañas, los oídos y los sacos anales. Evidentemente, la humana no.
  • Los estilistas caninos han de lidiar con perros nerviosos que pueden morderles o arañarles. Se trata de realizar un buen trabajo mientras el animal no deja de moverse ni de ladrar.
  • Por otro lado, si el perro tiene miedo es posible que defeque durante su sesión de belleza. El peluquero canino es el encargado de limpiarlo.
  • La peluquería canina incluye tratamientos de desparasitación.
  • Los productos usados para el lavado y el cuidado de la piel y el manto del perro son caros.

Los servicios de peluquería canina incluyen casi todo, mientras que a las personas nos cobran servicios como manicura o pedicura aparte. Al final, si sumamos todos los extras una sesión de belleza humana puede llegar a superar a una sesión de peluquería canina.

Esto significa que, en definitiva, la peluquería canina no es tan cara como la hacen ver. Se cobra por un trabajo que requiere de destreza, paciencia y amor por los animales.

Recommended Posts