Cómo quitar una garrapata a un perro

Estamos en primavera y nuestras mascotas se encuentran con posibles parásitos que pueden afectar a su salud. Las garrapatas son de los más peligrosos, así que si no tienes más remedio que extraerle tú mismo el parásito te enseñamos cómo quitar una garrapata a un perro.

PASOS A SEGUIR

Antes de nada, cabe decir que es mejor que lo haga un veterinario o tu peluquero canino. No obstante, no siempre tenemos a mano estas opciones porque estamos lejos en el campo, etc. Cuanto menos tiempo esté la garrapata sobre tu perro mejor.

  1. Identifícalas: A estos parásitos les gusta el pasto alto y los arbustos bajos. Algunas garrapatas son muy pequeñas, casi del tamaño de una pulga, mientras que otras son mucho más grandes. Por lo general, son negras o marrones y tienen forma oval.
  2. Pinzas y alcohol para la extracción: Cuando veas la garrapata ayúdate de un peine para mantener el pelo separado en esa zona. Rocía al parásito con alcohol o con líquido desinfectante.
  3. El proceso: Toma la garrapata por el área de la cabeza y la boca, justo en el lugar por el que penetró en la piel. Es muy importante que agarres a la garrapata por la cabeza, ya que si la tomas por el cuerpo, este se separará, y la cabeza permanecerá en el interior de la piel de tu perro y podría causarle una irritación o una infección. Una vez extraída echa Vetadine sobre la herida.

Una vez que extraigas el parásito sumérgela en alcohol para que no pueda volver a picar a tu perro. Recuerda que si la garrapata se parte o si tienes dudas de haberla quitado del todo, en cuanto puedas has de acudir a tu veterinario. Si una garrapata se queda dentro de tu mascota puede trasmitirle muchos tipos de enfermedades.

Recommended Posts